viernes, 26 de julio de 2013

RAFAEL MALUENDA, DIPUTADO VALENCIANO, SIN CORAZÓN.


                                   

Rafael Maluenda, diputado del PP en las Cortes Valencianas y expresidente de la comisión de investigación del accidente de metro de Valencia, lamenta en Twitter no haber podido celebrar el dato de la EPA a causa de la tragedia de Santiago.





Ahora eso si, después de la cagada, lo retira y pide perdón. Pero lo escrito pensado esta.
 



OS DEJAMOS SU TWITTER POR SI QUEREIS COMENTARLE ALGO.

LOS PERFILES DE LAS VICTIMAS DEL SINIESTRO ACCIDENTE "ALVIA MADRID-SANTIAGO"

 

A continuación os contamos el perfil de las victimas del tragico accidente. Es un homenaje a las 78 victimas, que no son numeros, si no son persona y con una vida, que desgraciadamente han perdido la vida en el accidente del Alvia en Santiago de Compostela. D.E.P. 

Elena Arrojo Ausina, 32 años

Elena Arrojo Ausina era una de ellas. La guardia civil compostelana de 32 años llevaba cuatro años trabajando en la casa cuartel de Yunquera de Henares (Guadalajara). Acababa de tomarse las vacaciones y las iba a pasar en casa. “Aquí hay mucha gente joven y ella estaba bastante integrada”, relata un agente de la misma unidad, que prefiere no ser identificado. Arrojo no tenía hijos y no estaba casada, según su compañero. Era una chica “muy buena”. No sabe si Yunquera de Henares fue su primer destino como guardia civil y no está autorizado a dar más datos sobre su carrera profesional, pero sí que sabe que esta localidad de unos 2.000 habitantes, está “muy afectada” y muchos acuden al cuartel a trasladar sus condolencias.


Tomás López Brión, 22 años

Juan Domínguez Lamas, futbolista del Deportivo, abandonó este jueves por la mañana la concentración de su equipo en Monforte de Lemos (Lugo) para dirigirse al domicilio de su familia en la parroquia de Limodre, en el Ayuntamiento coruñés de Pontedeume. Las noticias que le llegan al jugador son confusas, pero sí le confirman que al menos dos de sus familiares viajaban en el tren accidentado a la entrada de la estación de Santiago de Compostela.
Dos horas después del accidente, Tomás López Lamas, tío del futbolista, escribió una somera y dramática entrada en su Facebook, donde se pueden observar entre otras imágenes de celebraciones familiares en las que está presente el fútbolista: “Mi hijo ha muerto”, apuntó acompañando el enlace a una noticia sobre el descarrilamiento. Con todo, la familia no tiene información sobre la suerte que ha corrido el chico, sí sobre la de su hermana, que también viajaba en el tren y resultó herida. La información que recibió el futbolista antes de abandonar Monforte apuntaba también a que la madre de los chicos podía viajar con ellos, pero ese extremo no está tampoco confirmado.
El Deportivo tenía previsto disputar un partido amistoso esta tarde contra el Ourense como cierre a su estancia en Monforte, pero el partido se ha aplazado.

Enrique Beotas, 58 años

Enrique Beotas (Ávila, 1955) era uno de los especialistas en comunicación y relaciones públicas más veteranos en España. Fue responsable de comunicación de Alianza Popular en los últimos años de Manuel Fraga como líder de este partido y también ejerció esa función en el Real Madrid, en Unidad Editorial, en Onda Cero y en Acciona, entre otras.
Mantenía desde hace 17 años el programa de radio más veterano sobre salud, La Rebotica, que se había emitido en la cadena SER, Radio España, Radio Voz, Cadena Blanca, Onda Cero, El Mundo Radio, la cadena Cope y Gestiona Radio.
Fue presidente y vicepresidente del Grupo Quator-Quindici, empresa dedicada a la gestión de la comunicación, de la que fue socio fundador.
Beotas era autor de varios libros, entre ellos Manuel Fraga, cuaderno de notas de una vida, que publicó en 2007 con conversaciones con el que fuera líder de AP.
Colaboró con varios medios como El Mundo, Marca, Ya, La Información de Madrid, La Razón y El Correo Gallego; revistas como Actualidad Española y Gaceta Ilustrada, entre otras; o audiovisuales como Tele 5.

Carolina Besada Garrido, 18 años

La familia de Carolina Besada Garrido, de 18 años, ha pasado, como muchas otras familias, las últimas horas en vilo hasta conocer la noticia fatal. Su hermana Marta, jugadora de fútbol sala en el Cidades das Burgas (Ourense), rastreaba las redes sociales en busca de noticias suyas. “Por favor si sabéis algo a ciencia cierta sobre Carolina, avisad, si no sabéis si es verdad por favor, os pido que lo evitéis,mucho dolor”, escribía esta mañana. Uno de sus últimos mensajes es: “Descansa en paz Lila…”.
Sus padres y hermanos habían viajado hasta Santiago en coche para disfrutar de un fin de semana de fiestas en familia. Ella, había subido al vagón seis del tren en Ourense para reunirse con ellos. Hace un mes escaso que Carolina había culminado sus estudios de bachillerato. “Supongo que iría a la universidad en septiembre”, reflexiona una compañera del equipo de Marta Besada, que cuenta que sus padres son médicos y que viajaba junto a una amiga.


José María Romeral, 65 años, vicario.

Chema, como todo el mundo le llamaba, era natural de un pueblo de Ciudad Real. Desde hace 10 años era vicario de la iglesia de Santa Teresa de Jesús, una parroquia del municipio madrileño de Colmenar Viejo. "Era una persona anónima pero maravillosa. Era también un pintor fenomenal, un decorador", relata una catequista, con la voz rota por la emoción. Romeral cogió el Alvia porque quería pasar una semana de vacaciones en Galicia.
Otra de sus feligreses, Pilar Quiles, estaba pasando unos días en Murgados (A Coruña) cuando supo del descarrilamiento del tren en el que viajaba Romeral. "Me dijo que venía para aquí y que nos veíamos", declara a los periodistas, mientras su marido se dirige al aeropuerto de Lavacolla a recoger a las dos hermanas del vicario.


Luis Manuel Rodríguez Vallejo, 44 años

A Luismi, lo conocían todos en el polígono de Torrehierro (Talavera de la Reina). “Llevaba por aquí toda la vida”, relata un mecánico. “Conozco a su familia, aunque a él no le pongo cara”, reflexiona un segundo. Otros, están tan afectados que no se atreven a hablar de él. Casado y con dos hijos, Luis Manuel Rodríguez Vallejo, de 44 años, regentaba, junto a un socio el taller mecánico Automoción Rodríguez Moreno, un oficio que le venía de familia. “Todos se han ido para allá [Santiago de Compostela], aquí no queda nadie”, se excusa un trabajador Talleres y Servicio Vallejos e Hijos, que pertenece a un tío del fallecido, que no sabe por qué Rodríguez viajaba en el tren.

Laura Naveiras Ferreiro y David Martín Díaz, 21 años, estudiantes de Medicina.

Aspiraban a convertirse en médicos y, para conseguirlo, el extremeño David Martín y la gallega Laura Naveiras, de 21 años, no tuvieron reparo en matricularse en una de las universidades más lejanas a sus pueblos de origen: la Universitat de Lleida. “Nos habéis dejado, pero siempre os tendremos presentes. Perdemos a dos grandes médicos pero, sobre todo, perdemos a dos grandes compañeros, a dos grandes personas", ha trasladado el Consell de l'Estudiantat de la facultad en su página de Facebook, este jueves inundada por los mensajes de cariño por sus compañeros. El centro se ha decretado en luto y mañana mantendrá un minuto de silencio en su honor.
En el pueblo donde su abuelo es alcalde, Bohonal de Ibor (Cáceres), conocían a David como un “chico brillante” que se había marchado a estudiar Medicina.


Manolo, septuagenario

Manolo estaba jubilado y viajaba a menudo a Galicia para escapar de las altas temperaturas  de Zamora, su ciudad. Tenía casi ochenta años y cuatro hijos que no quieren que se difundan más detalles sobre su identidad, según cuenta una amiga de la familia de A Coruña, donde solían recibirlo, aunque este fin de semana, se encontrarían todos en Santiago.         

Leonor Buendía, 67 años, José Luis Baleiras Poch, 70 años

La maestra jubilada Leonor Buendía, de 67 años, y el militar retirado José Luis Baleiras Poch, de 70, querían aprovechar la celebración de las fiestas del Apóstol Santiago para pasar unas vacaciones en Galicia, según el rotativo murciano La Verdad. Baleiras, originario de Ribeira (A Coruña) fue destinado en su juventud al cuartel general de la Armada de Cartagena, donde conoció a su esposa, instructora en el colegio público San Isidoro y Santa Florentina, y se afincó hasta retirarse. El diario local cita a fuentes familiares, que recibieron en la misma noche del miércoles una llamada que anunciaba la muerte de él, y durante la mañana del jueves, llegaba la noticia del fallecimiento de la mujer.
De sus tres hijos, informa el mismo periódico, el único varón también es militar y está de misión en Afganistán. Ya ha emprendido el camino de retorno para acudir al funeral.


Yolanda Delfín Ortega, 22 años, 
estudiante de intercambio.
A Yolanda Delfín Ortega le gustaba el clima de Santiago de Compostela. La joven mexicana, natural del Estado de Veracruz, llegó a la capital gallega hace seis meses en un programa de intercambio para estudiar Derecho. “Le habían recomendado esa escuela”, dice su hermana de 16 años al teléfono. Confirma con entereza que Yolanda ha muerto. Viajaba en el tren que descarriló a pocos kilómetros de la estación de Santiago. Había comenzado su viaje en Madrid, donde el día antes se despidió de sus padres y de Mariana después de un mes de vacaciones por Europa. “Había terminado los exámenes en junio. Fuimos a verla y queríamos que regresara con nosotros, pero ya no había billetes para esa fecha y tuvo que comprar la vuelta para el 2 de agosto”. Por eso volvió a Galicia el miércoles en vez de volar a México.
El novio de la joven estudiante, Luis Ledesma, contactó con ella a través de la red social Facebook cinco minutos antes del accidente. La muchacha le dijo que cuando llegase a casa lo llamaría, pero esa fue la última noticia que tuvo de ella.
No fue hasta después de las cuatro de la tarde hora peninsular que la familia recibió la comunicación oficial por parte de la cancillería mexicana. La hermana de Yolanda ha asegurado que este sus padres viajan a España mismo jueves para recuperar el cuerpo.

Carla Revuelta, 38 años, directora de Aída

Iba a Santiago a ver a una amiga, desconectar del estrés de Madrid, y recargar las pilas para volver, la semana que viene a empezar la grabación de un programa infantil, Los Cantajuegos, para Disney Channel. Carla, de 38 años, directora y realizadora, había pasado el mes de junio dirigiendo Hostias como panes, una obra que había cosechado cierto éxito en el circuito teatral independiente madrileño. La autora del montaje, Marina Pérez, y uno de los actores protagonistas, Mario Alberto Díez, glosaban ayer, aún llorosos, la figura de su colega y amiga. “Dirigía con un cariño exquisito a los intérpretes y al equipo, y era una apasionada de su oficio. Deja un gran hueco personal y profesional”, coincidían. Los empleados de la productora Globomedia, se mostraban también consternados con la noticia de su muerte. Carla se formó y creció profesionalmente en sus estudios como realizadora y directora de algunos episodios de Policías, Siete vidas y Aída, algunas de las series emblemáticas de la casa, y de la historia de la televisión. Fuieron sus padres y su hermano, que se encontraba en Dinamarca, quienes reconocieron su cuerpo entre los fallecidos del accidente. En su cuenta de Twitter, Carla posa de espaldas en una playa mirando al mar al que le gustaba viajar. La última vez, no llegó a destino.

Juana Arganda, 64 años, Toledana.

Juana y su marido, Antonio Rodríguez Gómez, de 67 años, que resultó herido de gravedad en el accidente, cogieron el Alvia en la estación de Ávila. Cerca, en la idílica localidad de Navaluenga, pueblo natal de ella, el matrimonio tiene una casa a la que solían acudir a refrescarse del rigor del verano en Toledo, donde residen habitualmente. Juana y Antonio viajaban a Galicia a ver a una de sus cinco hijos y a su marido, el entrenador de baloncesto Rubén Espeso, gallego de origen, cuyos padres habían invitado a sus consuegros a celebrar con ellos la fiesta mayor de Santiago. No pudo ser.

Ana Álvarez Carballo, 45 años

Ana Álvarez, funcionaria, falleció en el acto. Natural de Ourense pero residente en A Coruña, se desplazó a Ourense junto a una de sus dos hijas, de seis años, para que la pequeña visitara a sus abuelos. Volviendo de la visita sucedió el accidene. La niña fue hospitalizada pero está bien

Karmele Sanz, 53 años

Nacida en Andoain (Gipuzkoa), vivió durante 25 años en Santiago. Trabajó como auditora, primero en Sodiga y despues en Tracsa. Al final se montó su propia auditoria en la calle Tras Do Pilar de Santiago. Soltera y residente en Madrid, se desplazaba a Santiago para celebrar junto a unos amigos el día del Apostol.

Ana María Córdoba.

Viajaba con su marido, Luis Felipe Córdoba, y su hija adolescente: Cristina Córdoba. De origen colombiano pero de nacionalidad estadounidense, se dirigían a Santiago para visitar a su hijo, que había estado haciendo el camino de Santiago. Moreno, alto, vestido de excursionista y teléfono en mano, se le vió ayer por la noche sobre las 22:30 en la sala de espera de la Clínica de Santiago preguntando por "una chica de 16 años". Su padre fue hospitalizado con una contusión craneal y su madre (Ana María Córdoba) falleció.  

Antonio Reyes, Rosa Quijano, Esperanza Márquez, Francisco García e Ignacio Bustamante.

Tres familias gaditanas que viajaban juntas a Santiago quedaron truncadas por la tragedia ferroviaria. Antonio Reyes tenía 60 años. Estaba a punto de jubilarse como profesor del Instituto Sancti Petri, de San Fernando (Cádiz). Junto a su esposa, Rosa Quijano, su hija Fátima, de 26 años, y dos matrimonios más —los formados por Esperanza Márquez y Francisco García y por Ignacio Bustamante y Josefa Álvarez— acudía a Galicia para encontrarse el Día del Apóstol con unos amigos, también gaditanos, que habían culminado el camino de Santiago. Solo Josefa Álvarez y la joven Fátima, con síndrome de Down, sobrevivieron al descarrilamiento.
Ignacio Bustamante, funcionario del Ayuntamiento gaditano y conocido en la ciudad por sus cargos en cofradías de la Semana Santa, fue identificado como uno de los fallecidos a primera hora de la tarde.
Tras horas de angustia, a final de la tarde se confirmaba la muerte de Rosa Quijano, empleada en una oficina de banco, la esposa de Antonio Reyes y madre de Fátima. La tragedia en San Fernando se amplió cuando se supo que Esperanza y Francisco, ambos profesores del colegio público Puente Zuazo, también habían fallecido en el siniestro.

Rosalina Ynoa, dominicana
Era una alta funcionaria de del Ministerio de Planificación y Desarrollo de la República Dominicana. Era la menor de varios hermanos y tenía cuatro hijos. Vino a España porque quería dar una sorpresa a su hermana visitándola en la capital gallega. 
Ramón Jiménez, su cuñado,explicó que fueron sus parientes los que les avisaron de la visita de Rosalina. "No sabíamos nada de que iba a venir aquí. Quería que fuese una tremenda sorpresa."

Zeltia Cabido, orensana, 22 años
La joven vecina de Xunqueira de Ambía (Orense) Zeltia C.P. figura entre las víctimas mortales del accidente ferroviario registrado este miércoles en Santiago de Compostela, mientras que el ayuntamiento vive con incertidumbre la espera de noticia de su prima Eva Perez, según ha confirmado a Europa Press el alcalde de este municipio ourensano, José Luis Gavilanes.
El regidor se ha trasladado a Santiago de Compostela, donde acompaña a las familias de las dos únicas pasajeras naturales de Xunqueira de Ambía que tomaron el tren siniestrado.
La joven Zeltia viajaba a Santiago de Compostela para ver a unos amigos de Erasmus.

F.J.G.L, veterinario
Un joven veterinario segoviano de 27 años, con iniciales F.J.G.L, figura entre las víctimas mortales del accidente ferroviario en Santiago de Compostela, según ha informado la familia.
De acuerdo con las informaciones que maneja el Ayuntamiento según datos proporcionados por los responsables de la estación de Renfe Segovia-Guiomar, fueron seis las personas que tomaron ayer el tren siniestrado en la capital, aunque se desconoce si se apearon antes de llegar a Santiago o se encontraban en la máquina accidentada.
La Subdelegación del Gobierno en la provincia ha confirmado que dos pasajeros del tren siniestrado subieron en Segovia, uno que viajaba en dirección a la localidad de Betanzos y un segundo en dirección A Coruña. No obstante, ha apuntado que pudo haber usuarios que accedieran en la estación segoviana y bajaran antes de producirse el accidente.

Marta Jiménez Camacho, 30 años, asistia a un bautizo.
Natural de Valdepeñas (Ciudad Real) y de 30 años de edad, según informa el Huffington Post viajaba a Santiago de Compostela junto a su novio, I.F. y el padre de éste -al que todavía no han encontrado- para asistir a un bautizo. 

Luis Miguel Rodríguez Vallejo, padre de dos hijos
Natural de Talavera de la Reina (Toledo), Luis Miguel Rodríguez Vallejo tenía 44 años. Estaba casado y con dos hijos, y regentaba un taller de coches en el Polígono Industrial Torrehierro de la Ciudad de la Cerámica, tal y como ha confirmado uno de sus familiares a Europa Press, según informa el Huffington Post.

David Martín, 21 años
Natural de Bohonal de Ibor, de Cáceres, David viajaba con su novia en el tren siniestrado, una mujer cuyo estado se desconoce por ahora.

El nieto del alcalde de Bohonal de Ibor, Cáceres
El PP Provincial de Cáceres ha transmitido sus "más sentidas condolencias" al alcalde de Bohonal de Ibor (Cáceres), Isidoro Díaz, por el fallecimiento de su nieto en el accidente.
Ante este "trágico" suceso, el secretario general del PP de Cáceres, Diego Sánchez Duque, ha trasladado "apoyo y ánimo" al regidor socialista "en estos difíciles momentos", al tiempo que ha lamentado la "gravedad" de este accidente por el que los 'populares' cacereños se encuentran "profundamente consternados".

Sara Fuenmayor, colombiana
De 36 años de edad y natural del departamento de Antioquia, Sara Fuenmayor vivía en Madrid desde hace quince años y era madre de una niña de once años y un niño de tres, según informaciones del periódico 'El Colombiano'.
Entre los heridos por el siniestro se encuentran cuatro personas más de nacionalidad colombiana.

Sara Vélez, iba a recoger a su hija de once años
Otra de las víctimas de origen colombionoes Sara Vélez, de 36 años, quien al parecer se desplazaba hacia Ferrol para recoger a su hija de 11 años que estaba de vacaciones allí con su padre.

Consuelo Florinda Iglesias Oreiro, de Alicante
Procedía de Alicante y se había desplazado a Galicia para participar en una reunión anual de primos y para celebrar un reencuentro con sus compañeras de ingreso en el Bachillerato.

Familiares de Juan Domínguez, jugador del Deportivo
Juan Domínguez, el centrocampista del Deportivo de la Coruña, ha perdido a dos familiares suyos que viajaban en el tren siniestrado. 
Fuentes del club coruñés han confirmado a Efe el fallecimiento de un primo y una tía política del jugador blanquiazul, que hoy al mediodía abandonó la concentración del equipo en la localidad lucense de Monforte de Lemos.

Madre de Carlos Vázquez Padín, líder del partido gallego Convergencia XXI
Carlos Vázquez Padín ha informado en su cuenta de Twitter del fallecimiento de su madre, que era una de las pasajeras del accidente ferroviario.

José Luis Valeiras y Leonor Buendía
El matrimonio de la localidad murciana de Cartagena y residente en la pedanía de Roche Alto formado por Leonor Buendía, una maestra jubilada de 67 años de edad, y , José Luis Valeiras, militar de profesión y de 70 años, murieron en el accidente. Su hijo es comandante del Ejército y en el momento de la tragedia se encontraba destinado en Afganistán.

Consuelo Iglesias Oreiro
De 67 años, era natural del municipio de Mazaricos de La Coruña y residía en Rojales desde hace unos 35 años. En este tiempo ejerció como profesora en el Colegio Público Príncipe de España. En septiembre se cumplirá tres años desde que se jubiló. Consuelo viajaba en el tren siniestrado para visitar a sus familiares como hacía todos los años, según relata El Mundo. El alcalde de Rojales, Antonio Pérez, decretó ayer tres días de luto. El fallecimiento provocó ayer en Rojales un gran desconcierto ya que era una persona muy conocida y querida en el municipio por su labor docente durante décadas.

Laura de Juan Portela, de 23 años
Natural de Pontevedra, era una estudiante universitaria en Santiago. Su padre es médico en el Hospital Provincial de Pontevedra y su madre funcionaria de Educación.

Rodrigo de Antonio Moledo
De 25 años, según recoge El Mundo, viajaba a Ferrol desde Madrid, donde trabaja, para visitar a sus padres.


Juan Manuel Rodríguez Bajón
Era profesor de hostelería en el IES Jorge de Santayana de Ávila.

Antonio Jamardo Villamarín, 40 años

En el pequeño pueblo de Pontecesures, la familia de Antonio Jamardo le esperaba a él y a su novia. No era una visita cualquiera: el más pequeño de sus hermanos se casaba el sábado. Jamardo se había mudado hacía un par de años a Madrid, donde era comercial en una fábrica de aluminio, según ha explicado Amancia Villamarín, su tía. Su novia se encuentra entre los heridos leves.
D.E.P.

 

TODOS LOS DETALLES DEL TRAGICO ACCIDENTE DEL TREN DE SANTIAGO DE COMPOSTELA

A CONTINUACIÓN OS EXPLICAMOS DE UNA MANERA GRAFICA, LO SUCEDIDO.




FUENTE:
Rodrigo Silva Martínez, Antonio Alonso, Mariano Zafra Molina, Yolanda Clemente, Tomas Ondarra Galarza.