viernes, 13 de septiembre de 2013

LOS HABITOS POCO SALUDABLES ENVEJECEN HASTA 10 AÑOS LA PIEL DE UNA MUJER

La salud va más allá del bienestar corporal o, dicho de otro modo, el buen aspecto de una persona no es sino manifestación de su equilibrio fisiológico y aun mental o espiritual.



Una investigación reciente llevada a cabo con casi 600 mujeres del Reino Unido, China y España reveló que los hábitos propios de un estilo de vida poco saludable envejecen la piel hasta en 10 años, es decir, su deterioro se equipara a un paso de tiempo superior al que realmente ocurre.

Entre dichas prácticas se encuentran el uso de camas de sol, el tabaquismo y la falta de consumo de frutas y agua.

El estudio duró 8 años e involucró a mujeres de entre 25 y 75 años, en los países mencionados, a quienes se les preguntó sobre sus hábitos cotidianos. Asimismo se tomaron fotografías digitales para comparar el aspecto de su piel con la de otras personas de su misma edad y distinguir así la edad que se aparentaba.

Confrontando los datos se encontró que tanto el uso frecuente de camas de bronceado como el consumo habitual de cigarrillo y una dieta poco cuidada envejecen prematuramente la piel en un promedio de 10.4 años, es decir, quienes incurren en estos comportamiento pueden tener un aspecto de hasta 10 años más de la edad que en realidad tienen.

“En términos simples la salud de una buena piel va más allá de las cremas sofisticadas y las lociones. Se trata de cómo vivimos nuestras vidas y cómo tratamos nuestros cuerpos, que los pasos que tenemos que dar no necesiten ser extremos: pueden ser pequeños y constantes y los efectos se verán con el tiempo sin necesidad de cirugía plástica”, declaró al respecto el investigador Andrew Mayes, responsable del estudio.



LOS TERRORISTAS DEL 11-S SE ASOMBRARÍAN AL SABER QUE HOY EEUU AYUDA A AL QAEDA

En los 12 años que han pasado del 11-S la política exterior de EE.UU. ha dado un giro de 180 grados y el terrorismo ha dejado de ser el principal adversario, señalan los expertos.





Después del atentado hace 12 años, cuando se vio claramente que los islamistas anunciaron una guerra contra EE.UU., el país reaccionó con una lucha antiterrorista, recuerda Maxim Yusin, experto del periódico ruso 'Kommersant'.

En aquellas condiciones se dejaron en segundo plano las discrepancias con otros países, que empezaron a ser percibidos como aliados en la coalición antiterrorista, señala Yusin. "Entonces parecía que estaba naciendo una coalición de estados 'civilizados' contra los fanáticos islamistas que se situaban fuera de las normas del derecho y amenazaban a la estabilidad de la humanidad. Pero el idilio no duró mucho", sostiene el experto, que añade que en los últimos años las prioridades han cambiado drásticamente.

La vuelta
"La ola de revoluciones que aparecieron en Oriente Medio ha demostrado que EE.UU. ya no apuesta por políticos duros pero laicos, que fueron sus aliados durante muchos años", sostiene Maxim Yusin. "Washington dio la espalda a Hosni Mubarak en Egipto, y cuando lo reemplazaron los Hermanos Musulmanes, empezó a establecer relación con ellos. Durante la campaña en Libia los aliados occidentales lucharon codo con codo con los islamistas contra Muammar Gaddafi, y después los mismos islamistas asesinaron al embajador estadounidense Christopher Stevens. En Afganistán la Administración está ya lista para conformarse con el regreso al poder de los talibanes: lo importante es retirar las tropas de allí, y después sea lo que sea".

Lo mismo está pasando en Siria: EE.UU. ha resultado no ser aliados de nadie salvo de la misma Al Qaeda: dos agrupaciones radicales de la oposición siria están vinculadas con Al Qaeda y no lo ocultan. Su objetivo es convertir Siria en un estado islamista, echar tanto a los chiitas como a los cristianos de Oriente Medio. EE.UU., que hace lo posible para derrocar el Gobierno, les facilita su trabajo.

"Me imagino cómo se sorprenderían los fanáticos suicidas que pilotaron los aviones el 11 de septiembre si supieran (…) que Washington ahora ayuda a Al Qaeda a alcanzar sus objetivos
.



LAS EMPRESAS QUE GANAN EN UNA GUERRA

De estas 100 empresas que reseña el anuario de SIPRI, las diez primeras tuvieron ventas por 233.540 millones de dólares, es decir el 50 por ciento alcanzado por el total de las Top Cien. 



1 (1). Lockheed Martin (EE.UU.) Armadura de misiles, electrónica y espacio aéreo. Ventas por 36.270 millones dólares en 2011. Ganancias netas: 2.655 millones de dólares. 123.000 empleados (132.000). 
2 (3). Boeing (EE.UU.) Aviones, electrónica, misiles, espacio aéreo. Ventas por 31.830 millones de dólares. Ganancias netas de 4.018 millones de dólares. 171.700 empleados (160.500).
3 (2). BAE Systems (Reino Unido) Aviones, artillería, misiles, vehículos militares, Naves. Ventas por 29.150 millones de dólares. Ganancias netas por 2.349 millones de dólares. 93.500 empleados (98.200).
4 (5). General Dynamics (EE.UU.) Artillería, electrónica. Ventas por 23.760 millones de dólares. Ganancias netas de 2.526 millones de dólares, 95.100 empleados (90.000).
5 (6). Raytheon (EE.UU.) Misiles, electrónica. Ventas por 22.470 millones de dólares. Ganancias netas de 1.896 millones de dólares. 71.00 empleados (72.400).
6 (4). Northrop Grumman (EE.UU.) Aviones, electrónica, misiles, buques de guerra. Ventas por 21,390 millones. Ganancias netas por 2.118 millones de dólares. 72.500 empleados (117.100).
7 (7). EADS (UE) Aviones, electrónica, misiles. Ventas por 16.390 millones de dólares. Ganancias netas por 1.442 millones de dólares. 133.120 empleados (121.690).
8 (8). Finmeccanica (Italia) Aviones, vehículos de artillería, misiles. Ventas por 14.560 millones de dólares. Ganancias netas por 902 millones de dólares. 70.470 empleados (75.200). 
9 (9). L-3 Communications (EE.UU.) Electrónica. Ventas por 12.520 millones de dólares. Ganancias netas por 956 millones de dólares. 61.000 empleados (63.000). 
10 (10). United Technologies (EE.UU.) Aeronaves, electrónica, motores. Ventas por 11.640 millones de dólares. Ganancias netas por 5.347 millones de dólares. 199.900 empleados (208.220).